El mandatario dio sus condolencias a los familiares de los trabajadores fallecidos

MMS| Redacción

El Presidente Felipe Calderón expresó sus condolencias a los familiares de los 26 trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) que murieron tras la explosión el día de ayer en Reynosa, Tamaulipas.

Durante la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Protección Civil en Palacio Nacional, Calderón comunicó que indicó a Marisela Morales, procuradora General de la República una indagatoria para saber las diversas causas del incidente.

“He instruido a la procuradora General de la República que participe en la investigación porque nos interesa saber exactamente qué ocurrió, más que nada porque eso es clave para evitar que se repita este tipo de tragedias, particularmente de instalaciones estratégicas tan sensibles para el país y de tan complejo manejo por el material que conducen”.

Aseguró que también ordenó a Juan José Suárez Coppel, director general de Pemex, una investigación rigorosa.

“He ordenado al director de Pemex que se lleve a cabo con la mayor celeridad y el mayor rigor que se requiere una muy exhaustiva investigación que esclarezca las causas que originaron dicha explosión”.

Además reconoció la intervención a tiempo de trabajadores de Pemex, y el apoyo de bomberos y de militares que apagaron el fuego de la planta de Pemex, centro de procesamiento de gas natural, ya que así se evitó “una verdadera catástrofe”.

El jefe de gobierno mexicano ofreció a las personas heridas y a los familiares de los fallecidos el apoyo del gobierno federal durante estos momentos difíciles. “El Gobierno federal apoyará con todo a los adeudos de los fallecidos, a los trabajadores lesionados, especialmente a los de Pemex”, señaló.

“Mis más sentidas condolencias a padres, hermanos, viudas e hijos de los trabajadores que fallecieron en una lamentable explosión en Pemex en Reynosa”, añadió el presidente.